Diego Cabezuela Abogado, Blog

El Diario Jurídico Expansión publica hoy un artículo en el que expongo mi visión sobre el compliance en la actualidad y analizo lo que considero un profundísimo cambio en nuestro Derecho Penal provocado por la aparición de los llamados canales de denuncia y de las investigaciones internas.

Y es que “La progresiva incorporación por las empresas españolas de los programas de prevención penal, a partir de la ley Orgánica 1/2015 que modificó el Código Penal, da carta de naturaleza, entre otras cosas, a la puesta en funcionamiento de los llamados canales de denuncia o buzones éticos, donde cualquier empleado, o en determinados casos, un subcontratista o proveedor, puede dar cuenta, de forma anónima o confidencial, de actuaciones contrarias al Código de Conducta de la empresa y, eventualmente, de hechos delictivos, de los que tenga conocimiento.

Estas denuncias han de ser investigadas internamente, hasta reunir los elementos de prueba que permitan conocer lo ocurrido y, en su caso, tomar una decisión. Por ejemplo, si se trata de un hecho que puede acarrear responsabilidad para la empresa por fallos de control, denunciarlo o colaborar con la fiscalía, para buscar una reducción de su responsabilidad. También, claro, puede la empresa, guardar silencio.

En realidad todo el sistema de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas se construye en torno a una cierta transferencia del Estado a la empresa, de la función de prevenir los delitos y, también, de investigarlos y de facilitar su castigo. En el fondo, y fundamentos doctrinales aparte, en esta transferencia subyace una razón evidente de orden práctico. Los Estados no pueden con las multinacionales en una investigación penal tradicional. Menos aún si se trata de hechos complejos y cometidos total o parcialmente en otros países.”

Aquí podéis ver el artículo completo publicado en Expansión en el día de hoy.

Os recuerdo que para ampliar esta información o consultar cualquier duda al respecto podéis contactar conmigo enviándome un email a diego.cabezuela@circulolegal.es o bien por teléfono al 91 563 85 12.

Este sitio web usa cookies. Más información. ACEPTAR